Soluciones para la rehabilitación de edificios públicos más sostenibles

21 jul
Soluciones para la rehabilitación de edificios públicos más sostenibles

Soluciones para la rehabilitación de edificios públicos más sostenibles

Los edificios españoles son responsables del 40% de las emisiones de gases contaminantes.

La automatización puede mejorar la eficiencia energética de estos edificios mediante el control de la iluminación y la climatización.

Los edificios públicos como las administraciones son infraestructuras que en ocasiones necesitan funcionar de forma constante, por tanto, el gasto de energía que estos producen es bastante elevado. En un contexto donde el cambio climático se ha convertido en una de las principales preocupaciones, para poder asegurar un futuro a nuestras generaciones, es necesario establecer una nueva forma en la que interactuemos con nuestro entorno y aumentamos nuestro compromiso con la sostenibilidad. La mayoría de las construcciones actuales tienen un impacto negativo en el entorno, de hecho, los edificios de España y Portugal consumen el 30% de la energía utilizada, siendo los edificios españoles los responsables del 40% de emisiones de gases contaminantes. Debido a este hecho, el pasado 28 de febrero se convocaron unas ayudas económicas para facilitar la rehabilitación de edificios públicos cuya financiación procede de los fondos Next Generation EU, y que dota unos 1.080 millones de euros para mejorar la eficiencia energética de este tipo de infraestructuras. Puedes consultar el detalle de las subvenciones aquí

¿Cómo podemos hacer que los edificios reduzcan su consumo y mejoren en eficiencia? Desde ABB nos proponen varias opciones:

**1. Iluminación y detectores de presencia ** Mediante la iluminación inteligente se pueden programar tanto el encendido como el apagado de las luces en cualquier tipo de edificio, lo cual aumenta el ahorro energético y asegura que únicamente se consuma electricidad y luminosidad cuando se necesite, pudiendo ampliar o reducir las horas y la intensidad de luz dependiendo de la estación del año y de la luz natural. Sistemas como ABB i-bus® KNX, facilitan este proceso de control de la iluminación, no tan solo permiten el programado de las luces, sino que también permiten la regulación de la intensidad a través de los sensores ABB Tenton®, un dispositvo elegante, fino y personalizable, que permite la integración con cualquier tipo de diseño ya que se puede instalar tanto empotrado como en superficie pudiendo utilizarse en espacios reducidos y siendo así más accesible para cualquier tipo de edificio. A través de estos sensores o mediante la app gratuita pueden gestionarse y personalizarse todos los sistemas de control, incluso los de otras estancias.

Otra solución que nos puede ayudar a regular la iluminación en los edificios públicos son los detectores de presencia, con su alta precisión detectan cuando alguien entra o sale de una sala o estancia, se encederán o apagarán las luces, al detectar o no movimiento, solucionando así uno de los principales problemas de gasto energético innecesario. En oficinas situadas en espacios abiertos, la función maestro/esclavo permite establecer una diferencia del nivel de luminosidad entre las luces más próximas a las ventanas y las situadas en el centro de la estancia sin necesidad de instalar un segundo sensor de luz, este sistema tiene la finalidad de controlar el consumo debido aquellos trabajadores situados más cerca de la ventana tiene un mayor aporte de luz, por el contrario, los más alejados necesitan de una mayor intensidad de luz. De esta forma se asegura el aporte necesario de iluminación de forma personalizada según las necesidades.

Estos detectores también facilitan la regulación de la iluminación, temperatura, etc… dependiendo del uso que se le otorgue a cada sala y del nivel de ocupación que tenga. Mediante la repetición diaria y las programaciones, el sistema puede conocer el uso que se le da a una determinada estancia y durante cuánto tiempo y controlar el nivel de ocupación para ser más eficiente, no únicamente en la iluminación sino también en la climatización y ventilación.

La automatización también beneficia en momentos y lugares específicos para la programación de escenas ambientales, como en salas de reuniones y conferencias, donde debido al poco movimiento la detección producida por los sensores de movimiento debe ser exacta. Y con la programación previa de escenas ambientales, se pueden atenuar las luces para proyectar presentaciones, bajar las persianas o encender algún altavoz para reproducir el sonido si se va a proyectar un vídeo de presentación.

**2.Climatización y control de la temperatura ** Con el control de persianas y la estación meteorológica, se puede regular la temperatura e incluso la iluminación. Mediante esta estación el sistema ABB i-bus® KNX es capaz de detectar el clima y regular las diferentes funciones; por ejemplo, si es un día soleado y caluroso el sistema es capaz de detectarlo, y en zonas donde hay más sol, bajar las persianas para evitar la entrada de calor y disminuir la temperatura y así optimizar el aire acondicionado a un nivel óptimo para la estancia.

De la misma manera que con la iluminación los detectores de presencia se pueden enlazar con la climatización para que la calefacción y el aire acondicionado se enciendan o se apaguen únicamente cuando se detecte movimiento en la sala.

**3.Movilidad eléctrica y exteriores ** De la misma forma, que podemos gestionar la iluminación interna del edificio también podemos controlar la externa. Es decir, si el edificio tiene parquing, luces, riego, piscinas, etc…, se pueden automatizar y programar tanto su encendido como apagado en determinadas horas.

Con relación a la ampliación de servicios para mejorar la descarbonización, una alternativa es fomentar la movilidad eléctrica a través de la incorporación de cargadores para vehículos eléctricos que permitiendo la carga en tan solo 30 minutos como es el caso del cargador Terra DC Wallbox, Además, presentan una carga inteligente por la cual, los cargadores están siempre en línea y conectados en red y permiten la interoperabilidad para diversas integraciones de software basadas en casos de uso. Una vez conectados, los cargadores se convierten en activos para facilitar cualquier escenario de uso que gestione de forma remota, identifique a los usuarios y ayude a gestionar la energía. Asimismo, la seguridad está totalmente presente en este tipo de cargadores, evitando sobretensiones y sobrecargas cumpliendo con los estándares más altos de protección.

Definitivamente estas ayudas pueden ser vitales para establecer un cambio en los edificios para rehabilitarlos y que finalmente puedan ajustarse a las necesidades reales del usuario y sobre todo apliquen medidas que puedan ayudar en una mejora de la eficiencia energética y sean más responsables con el medio ambiente.

Más información aquí

Volver

Comenta esta consulta