Consejos para ahorrar energía con el aire acondicionado

30 ago
Consejos para ahorrar energía con el aire acondicionado

Consejos para ahorrar energía con el aire acondicionado

Después de que el Gobierno aprobará el plan de ahorro con medidas de contingencia para la crisis energética, parece que reducir y optimizar el consumo eléctrico se va a convertir en un reto diario.

Entre las medidas aprobadas se contempla la regulación de los termostatos entre 19 y 27 grados en locales comerciales y apagar escaparates pasadas las 22 horas. También se va a impulsar el teletrabajo junto con medidas para fomentar las energías renovables y su almacenamiento. (fuente: La Vanguardia)

img 0

Las altas temperaturas de este verano están batiendo récords. Julio ha sido el mes más caluroso en España desde que hay registros. Según AEMET, la temperatura promedio del mes ha sido 25,6ºC, 2,7ºC más de la media entre 1981 y 2010.

Este factor ha disparado las ventas de aires acondicionados. Según la Associació d'Instal·ladors Empresaris de Balears (Asinem), en Mallorca, por ejemplo, las ventas de sistemas de climatización han aumentado hasta un 30% respecto al año pasado.

Sin embargo, el constante incremento de las materias primas y la persistente guerra en Ucrania, han hecho que el precio de la energía no deje de subir.

Después de esto, muchos se están cuestionando si hacer uso o no del aire acondicionado que han adquirido. Pero, cuánto consume y qué factores influyen en su eficiencia. En el portal web dedicado a la climatización ClimaMania han elaborado un artículo que identifica las claves del gasto energético según la temperatura a la que lo ponemos, la potencia del aparato y la zona geográfica.

Por ejemplo, un aire de gama media de 2200 frigorías a 24ºC consume 1,000Kw a la hora. Mientras que a 18ºC, el consumo se eleva hasta los 1,459Kw a la hora.

En el caso de de un aire acondicionado tipo Split 1x1 de 3000 frigorías, que podría abarcar la refrigeración de una habitación de unos 20m2 poco soleada o 10m2 para una más bien sombría, estaría consumiendo alrededor de 1.000W o 1 Kw/h, para una temperatura media de 24ºC. Tomando como referencia un precio medio del Kwh de 0,27€, el gasto de una hora de funcionamiento sería de esos mismos 0,27€.

Si de media, calculamos un uso de unas 6 horas diarias, se traduce que cada día nos cuesta 1,62€ tener el aire encendido, 48,6€ en un mes de 30 días. Siempre teniendo en cuenta que el aparato sea de bajo consumo.

img 1


¿Cómo podemos optimizar el consumo del aire acondicionado para reducirlo?

Como ya has visto, existen múltiples factores que influyen en el consumo energético de tu aire, desde los tipos de aires acondicionados que elijamos, la potencia, la zona geográfica, la temperatura, el tiempo de uso, etc. Pero, qué factores son determinantes para regular la temperatura del hogar sin perder el confort.

  • Dimensionar bien nuestras necesidades

Para introducir hábitos de ahorro es importante definir bien cuáles son nuestras necesidades antes de comprar un aire acondicionado. No hay que olvidar que el objetivo es mantener un confort razonable a la hora de regular la temperatura y no "pasar frío en verano" ni "calor en verano".

Aquí, la regla general es que por cada m2 necesitamos 150 frigorías. Teniendo en cuenta que deberemos elevar este cálculo para climas y habitaciones más cálidos. Así, por ejemplo, lo ideal para una estancia de 10m2 es un aire de 1750 a 3000 frigorías para las más calurosas y entre 1750 y 2250 para las menos.

También podemos instalar soluciones mixtas para varias habitaciones. Por ejemplo, podemos optar por un aire acondicionado multi split, que dispone de varias unidades interiores para solo una unidad exterior. Es importante, para decidir la potencia en estos casos, saber si las máquinas interiores van a trabajar de forma simultánea o no para elegir la potencia óptima.

  • Mantén una temperatura lógica de la estancia

Si bien es cierto que el plan de ahorro del Gobierno está enfocado a reducir el consumo en locales comerciales, en casa, también podemos seguir algunas de las recomendaciones para regular la temperatura.

Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), una temperatura de entre 24 y 26ºC permite el confort térmico para la mayoría de personas y reduce el consumo en verano. Siempre que la diferencia entre el exterior y el interior no supere los 12 grados.

Además, cada grado que descendemos de la temperatura del termostato, hace que el aire consuma un 8% adicional de energía (ANAE: Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética). Hay que tener en cuenta, que utilizar el aire a menor temperatura también implica una mayor demanda de su rendimiento y por lo tanto, a largo plazo, un incremento en los gastos de mantenimiento.

  • Cuida la estanqueidad de tu hogar

Aunque este sea un factor externo, buscar siempre la menor fuga térmica de la estancia o la casa que vamos a refrigerar ayudará al aire acondicionado a mantener la temperatura objetivo que hemos marcado en el termostato.

Acciones de sentido común como: cerrar puertas de estancias que no vamos a utilizar; bajar las persianas o cortinas para evitar el sobrecalentamiento de la estancia, ventilar en las horas más frescas del día.

  • Haz una programación inteligente

A la hora de encender y apagar el aire acondicionado hay que tener en cuenta los hábitos al entrar y salir de casa. Si tenemos planeado estar mucho tiempo fuera del hogar, lo recomendable es apagarlo y volver a encenderlo al llegar.

Si la estancia ha llegado a la temperatura indicada en el termostato, se mantendrá fresca sin necesidad de apagar y encender el aparato. Hay que valorar que la acción de "enfriar" siempre conlleva un mayor consumo. Por lo tanto, en la medida de lo posible, es recomendable intentar mantener la temperatura.

A más a más, actualmente, existen ofertas en aire acondicionado que incluyen módulos wifis para una mayor automatización. Mientras que los modelos tradicionales con mando RF pueden tener la capacidad de programar horarios de encendido y apagado,** los aires acondicionados "conectados" permiten hacer un uso remoto**.

Así, es posible conocer la temperatura de la estancia desde cualquier punto mediante una APP y hacer un encendido remoto para conseguir el grado de confort deseado antes de llegar al hogar.

  • Busca la eficiencia del aire acondicionado

Más allá de lo eficaces que podamos ser utilizando los aparatos de climatización, cada modelo tiene la propiedad de ser eficiente a la hora de regular la temperatura consumiendo la menor energía posible.

Ya sean aires acondicionados Hisense, Mitsubishi Electric, Fujitsu, Giatsu, Daikin, etc. Como un electrodoméstico más, tienen la obligación de incluir la etiqueta de eficiencia energética. En este caso, es recomendable buscar aquellos que están identificados con la clasificación "A", que permiten ahorrar hasta un 40% del consumo respecto al resto.

Tanto si acabas de adquirir un aparato como si estás pensando en ello. Ahora ya sabes que puedes utilizarlo de forma responsable para que no repercuta en tu factura de la luz.

Volver

Comenta esta consulta